EDUCACIÓN:
TODO LO QUE
NECESITAS SABER

RESPONSABILIDAD

Ustedes pueden ser los iniciadores de la educación sexual de los niños y las niñas, y es un desafío pues muchos padres y madres comienzan a hablar con sus hijos e hijas cuando ya han iniciado su vida sexual, eso significará que se les hable de sexo para corregir, no para formar y ahí nacen muchos de los problemas de la conducta sexual adolescente.


Los niños empiezan a hacer preguntas apenas comienzan a hablar. Deben responder a todas las preguntas siempre en forma sencilla, con la verdad, amor y sin tabúes los niños aprenden todo lo que se le enseña y tienen muy desarrollada la curiosidad.


¡Quién no fue chico alguna vez y se preguntó sobre cuestiones relacionadas con la sexualidad! Muchos de nosotros tuvimos que averiguar por nuestra cuenta qué era eso de “hacer el amor” o “tener relaciones” porque, en nuestras casas de “esas cosas” no se hablaba. Como padres debemos tomar la delantera y en un marco de confianza y respeto que debe construirse con sus hijos e hijas, usted debe reforzar conceptos como la responsabilidad, el autocuidado, y la importancia de prevenir.


Usted podrá incorporar el condón como un elemento de la discusión, que les ayudará a prevenir un embarazo y las infecciones de transmisión sexual, sin embargo, es importante que usted comprenda que la sexualidad va más allá. Las familias a veces pensamos que, si hablamos de métodos anticonceptivos, estamos “incentivando” a que s tengan relaciones sexuales. Esto no es así. Informarlos es protegerlos, es enseñarles a cuidarse y a cuidar a los demás. 


Siempre, como integrantes de sus familias, podemos aconsejarles que, llegado ese momento, elijan con responsabilidad cuándo y con quién tener relaciones sexuales. Es importante que se sientan seguros, respeten sus propios tiempos y los de las otras personas y no tomen en cuenta las presiones que a veces vienen de la pareja o de los amigos y amigas. Nadie puede obligarlos y ellos, a su vez, no pueden obligar a nadie. Y, como en tantos otros momentos en sus vidas, que sepan que pueden contar con su familia, si los necesitan.


Tendrá una tarea fundamental al hablarle de estos temas, pero debe asegurarse de hablar del uso de un condón, de la importancia de traerlo siempre consigo porque el sexo puede encontrarnos en cualquier lugar y situación, por ello deben traerlos consigo de manera protegida. También usted podrá proponer un lugar discreto dentro de su hogar para que puedan obtener los preservativos de manera segura y con confianza, o en definitiva entregarle periodicamente un set de preservativos hasta que exista un hábito de compra y utilización constante del preservativo.