EDUCACIÓN:
TODO LO QUE
NECESITAS SABER

ACEPTACIÓN

Nuestros hijos e hijas están enfrentados a una enorme cantidad de información, que realiza funciones educativas en el terreno de la sexualidad que perpetúa los esquemas y las vivencias existentes, cargados de tabúes, prejuicios y limitaciones. Nuestros hijos ya tienen nocion de lo que es el sexo, pero no de la sexualidad, es por esto que nuestra tarea como padres hoy debe estar orientada a que sus aprendizajes les permitan encontrar otras formas de satisfacción y de expresión. De la forma en que desarrollemos esto dependerá la posibilidad de fomentar en nuestros hijos una determinada actitud de ellos mismos hacia la sexualidad y en definitiva, hacia sí mismos. Desde este planteamiento debemos tener claro que siempre existe una educación sexual, aunque a veces se pretenda hacer creer que es posible no realizarla incluso cuando en una casa, en una familia, en una sociedad, a los niños y a las niñas no se les habla de sexualidad, se les está dando información sobre ella.


Actualmente estamos sobre expuestos en los medios, las redes sociales e internet, a mensajes que estimulan la sexualidad e incluyen prácticas que conllevan riesgos que pueden ser irreparables para la salud.

También la adquisición de información no necesariamente significa que han adquirido habilidades o poseen herramientas para la toma de decisiones coherentes para preservar su salud sexual, o la negociación y utilización correcta y sistemática del condón. Su rol en este proceso es fundamental, en la medida que sienta que hay espacio de diálogo, usted podrá tomar un rol activo en darle a conocer los medios y caminos para que ellas y ellos cuiden de su salud sexual durante toda su vida.